“Me quedé atrapada
en ese rayo de luz
que rebotó en la pared,
sin saberlo calentó mi piel
y ahora ya no me moveré.”

 

 

 

 

“Sueños que recorren el tiempo,
un simple paseo por un sendero marcado por tus pasos,
subir una escalera de madera suspendida en el aire
y dormir acurrucados con el murmullo de las hojas de un roble,
despiertan a nuestro niño olvidado.”

 

 

 

 

“Dime que pasó aquel día,
en el que te diste cuenta que todo era verdad,
que el rosal de tu puerta ya no tenía espinas,
sino unos pétalos más grandes de un olor más intenso y agradable.
Dime que paso aquel día.”

 

 

 

 

“Corrí tras de ti aquella tarde
y te bese mientras apoyabas tu cuerpo blanco
en el árbol que ahora solo muestra su esqueleto.
Dónde quedaron nuestros pasos,
dónde las semillas de nuestros huertos ahogados.
Solo se mantienen vivas aquellas rocas imponentes
donde subíamos descalzos algunas noches de verano.”