“…y si te digo que…

tiene los colores de los sueños.

Verdes en sus puertas y ventanas,

como las de aquel día que caminaste conmigo.

 

 

 

“Me enamoré de Perales una tarde de invierno, caminando por sus calles despacio, acurrucada en sus brazos bajo un paraguas que tintineaba. El olor del pueblo, su ritmo, sus calles, sus sonidos, cada vez que los siento de nuevo me transportan a ese momento en el que pensé que era el…

Compramos una casita, estuvimos viviendo varios años en los que decidimos crear una familia.”

Y hoy es mucho más que un apartamento rural

 

 

 

“El aire aparta el pelo de tu cara,
dejando escapar una tímida sonrisa.
Escuchamos el sonido relajado
y sincero de la naturaleza,
mientras tu corazón de cuarzo rosa
recupera poco a poco su color.”

 

 

 

“Los pequeños momentos,
las tímidas sonrisas,
las caricias de cariño,
los besos del recuerdo,
los sueños escondidos
detrás de una mirada.”