“Piedra, extasis de una visión, un cuento que empieza.

Dices que no hay mucho que hacer,

tus pájaros inquietos salen de las orejas,

se posan en el umbral de una ventana de madera

pintada de rastros de pintura blanca desconchada,

justo encima de tu cabeza.

El verde vivaz brota a su alrededor,

naturaleza que recupera su esencia infinita.

Las mariposas blancas revolotean llenando nuestra cabeza de sueños.

Quiero naufragar dentro de tí, agua helada,

escuchar tu susurro jadeante de esperanza y fuerza.

Tu verdad de silencios envueltos en nostalgia.

Senderos de unión

“Piedra, extasis de una visión, un cuento que empieza.

Dices que no hay mucho que hacer,

tus pájaros inquietos salen de las orejas,

se posan en el umbral de una ventana de madera

pintada de rastros de pintura blanca desconchada,

justo encima de tu cabeza.

Miradas.

Curiosidad complacida.

Nostalgias atrapadas.

Evocador