Trevejo. Paraísos ocultos. Pierre et Colette.

Descubriendo cada una de las casas de Trevejo, descubro una que me llama especialmente la atención, la fotografío y con cierta admiración y curiosidad por atravesar sus muros la contemplo en la pantalla de mi ordenado al regresar a casa. 

Cuando de nuevo quedo con Casilda, para hacer fotografías de los rostro de  sus habitantes, ella me lleva a esa casa tan bonita, llama a la puerta y me presenta con entusiasmo a Pierre y Colette, dos belgas que viven gran parte del año en este pueblo tan maravilloso. En cierto modo me sorprende como llegaron a conocer este pueblo de Sierra de Gata, pero no me extraña que decidieran quedarse aquí a vivir, porque realmente nuestra sierra es un paraíso que muchas veces no apreciamos lo suficiente con los ojos de la rutina, y que sin embargo, cuando salimos fuera, o venimos de fuera, nos entra en el alma hasta lo más profundo.

 

TREVEJO EVOCADORAS 23

Comenzamos a hablar para quedar como con todos los demás para las fotografías de los rostros, y como hacía bastante calor nos invitan a pasar y tomar un refrescante vaso de agua.

En todo momento están sonrientes, hospitalarios, amables e ilusionados cuando escuchan en que consiste este proyecto, me empiezan a enseñar las fotografías y poemas que escribe Colette, y descubro que ellos son un paraíso oculto de nuestra sierra.

Los dos son de Liege, una preciosa ciudad belga, a la que regresan una vez al año para reunirse con sus 2 hijos y 5 nietos, a los que adoran.

Pierre es ingeniero y Colette profesora de historia. Hoy están los dos jubilados pero trabajan como terapeutas energéticos.

Colette siente pasión por la fotografía y en la mesa de su casa puedes encontrar varios libros editados por ella con fotografías de paisajes, árboles, amaneceres y sensaciones que reconfortan y estimulan la relajación. Las acompaña de textos escritos por ella, sin lugar a dudas, toda una artista.

A ellos les gusta todo de Trevejo,  la gente, el castillo, las casas y sobre todo la energía que transmite.

También disfrutan conociendo otros pueblos, y aunque la comunicación es un poco complicada, porque de francés no tengo ni idea, gracias a Irene y Patricia mantenemos una charla en la que los gestos y la admiración se hace dueña del momento.

Ella me da una hoja, escrita en la trasera de un un viejo calendario, donde me explica cual fue el momento y por qué llegaron aquí. La comparto con todos vosotros tal y como me la transmitió ella.

Por qué estamos en Trevejo?

Somos belgas. Somos de Liege en Belgica, a 1800km de aquí.

Hace un año no sabíamos que Trevejo existía.

El 13 de octubre de 2015, hemos venido con Caty, nuestra amiga a visitar este pueblo.

Inmediatamente, este lugar nos ha conmovido. Un flechazo. Amor a primera vista cuando hemos visto la casa de la Veleta, la hemos amado y hemos sentido que era nuestra casa.

En noviembre nuestra decisión estaba tomada:

compramos la Veleta!!

Nos gusta vivir en este pueblo porque es muy especial, la gente es muy amable y la energía muy particular y única.

Trevejo nos habla de culturas antiguas a través de su castillo y del conocimiento que tiene la gente del campo.

 

Colette nos escribe este texto sobre Trevejo:

Trevejo

 

A veces tenéis cuando llegas a un nuevo lugar

la impression de reencontraros con un lugar ya conocido?

Eso es lo que he sentido

la primera vez

cuando yo entré en Trevejo.

Cuando bajada la calle principal,

me senti bienvenida.

Y de pronto he visto el Veletta!

He pensado: es mi casa!

Vivo en Belgica, cerca de Liège, al lado de un pueblo, su nombre es Villers-le-Temple.

Los templarios han construido y vivido también allí.

Habian también vivido en Trebejo.

Era el 13 de octubre del 2015.*

Trevejo seria parte de nuestra vida.

Estamos el final del ano 2015

y ya la Veletta estaba esperándanos.

 

Colette

 

*Le 13 octubre del 1307, Philippe le Bel, el rey de Francia,

decidio el final de la orden de los Templarios.

 

—————————————————————————————————————-

Je reviendrai à Trevejo

 

 

Si le hasard n’existe pas,

Quelle est cette force invisible

qui, un matin d’octobre 2015,

m’a menée jusqu’à Trevejo?

Avez-vous déjà vécu

cette impression

en découvrant un endroit nouveau,

de le connaître pourtant?

C’est cela que j’ai ressenti

ce matin-là.

Je me sentais accueillie,

presqu’attendue…

J’ai descendu la rue principale

jusqu’à cet endroit où un if,

-cet arbre magnifique-,

ligne directe entre la terre et le ciel-

cache une maison, la Veletta.

Mon coeur a dit:

« c’est ma maison »!

La vue était inouïe.

Cela comblait tous ces moments

où dans les endroits aimés de ma vie,

j’avais exprimé: « il me manque une vue… »

Cet endroit magique était comme une réparation,

une sorte de cadeau du ciel.

La Veletta embrassait un paysage unique

et le château templier

semblait veiller sur elle.

Je renouais avec des morceaux d’histoire

qui m’avaient intéressée plus jeune.

Les templiers, le Saint Graal, les devises templières,

leur mystère,

me revenaient en mémoire.

Nous étions le 13 octobre*,

et je le savais

Trevejo allait faire partie de ma vie!

 

Colette Maitrejean

 

*le 13 octobre 1307, Philippe le Bel, roi de France a ordonné l’extinction de l’Ordre templier.

 

Muchas gracias a los dos, por vuestra hospitalidad, cariño y complicidad. Esperamos poder seguir aprendiendo de vosotros y de vuestra maravillosa energía, que nos hizo sentir a las tres como en nuestra propia casa, y como si os conociéramos de otros tiempos, gracias de corazón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guardar

1Comment
  • Marisa
    Posted at 19:56h, 19 agosto Responder

    Pues…conocer a Colette y Pierre…esto es una experiencia !
    El alma misma de la bondad, si señores.
    Besitos amigos y hasta pronto por aqui en nuestro Condroz profundo.

Post A Comment