Torre de Don Miguel. Fotografías evocadoras

“Palabras y silencios,

imploro tu nombre en mis noches vacias,

escucho el canto de las gallinas

en los amaneceres lentos,

el frío ya entra por la ventana.

 

La hierba húmeda moja mis tobillos al caminar,

en una terapia de palabras

atrapadas en la quietud de la imagen,

convertida en un silencio infinito

solo roto en nuestras memorias”.

 

 

Después de pasar todo el verano sin coger la cámara, sin mirar a traves de ella, ha sido un placer volver a caminar lento, buscando la luz y descubriendo cada uno de los rincones mágicos de un pueblo de nuestra Sierra de Gata, ésta vez de Torre de Don Miguel.

La belleza es eterna, cuando miras cada piedra, cada adobe con la sensación de melancolía de los tiempos pasados, que nunca vivimos, pero que están impregnados en nuestra piel.

Ahora comienza para mi el tiempo de los paseos, de disfrutar de las mañanas con terápias de palabras que forman nuestras almas, de compañías que llenan nuestras vidas de eso tan efímero que llaman “felicidad”  que yo siento en esos pasos y cada vez que llego a casa y descargo las fotografías en mi ordenador rememorando cada instante, porque las imágenes tienen alma y no son planas, tienen recuerdos y memoria, tienen calor de los rayos del sol y el frío de las piedras talladas, tienen conversaciones incrustadas con personas ajenas y cercanas, tienen lo que tu quieras ver, lo que tu hayas vivido, lo que tu me quieras contar…

No Comments

Post A Comment