Robledillo. Senderos de unión. Santotomé.

“Los árboles nos hablan,

juega el aire con nuestro pelo

y susurro tu nombre bajito

jugando con las olas de los helechos.

 

Me ciega el sol del medio día,

el sonido de las hojas secas bajo nuestros pies,

desnudo mi mente atrapada entre ramas secas

de los árboles que nos cabijan.

 

Escucha…qué te dicen…

escucha…hablan sobre el tiempo…

y el placer de acumular caricias…”

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

No Comments

Post A Comment