Robledillo. Senderos de unión. En el límite con las Hurdes.

“Alguna vez caminé por lugares con los mismos colores que estos,

pero sus flores se convertían en mariposas que se elevában encima de mí,

dibujando figuras efímeras formadas con las manos

que esparcían semillas de flores por todo el campo.

Alguna vez caminé por lugares con los mismos olores que aquí,

pero los conseguía meter en frascos pequeños donde les ponía fecha,

guardándolos en un armario azul con llave

que abría cuando necesitaba volver a ese instante.

Alguna vez caminé por lugares con la misma luz que esta,

pero conseguía penetrar entre las hojas de los árboles,

iluminando a las personas que me rodean y a los animales del bosque,

creándo un aura mágica que los protegía.

Alguna vez caminé por lugares,

con los mismos colores,

los mismos olores,

la misma luz,

pero solo fue …en sueños.”

 

Guardar

No Comments

Post A Comment