Moraleja. Senderos de Unión. La Biblioteca, el Club de Lectura y Brull.

“Un Sendero de Unión es para mi aquel sitio en el que te encuentras como en casa,
o aquel donde descubres caras nuevas y mensajes llenos de sorpresas.

Un Sendero de Unión es para mi aquel donde estás rodeada de libros,
que te hacen viajar a lugares lejanos, al fondo del alma de un personaje
en el que te conviertes en unas páginas que demoras sin descanso.

Un Sendero de Unión para mi es encontrarte con personas que comparten tus lecturas,
hacen que las veas desde infinitos puntos de vista
y te den ganas de redescubrir de nuevo la lectura.

Un Sendero de Unión para mi es aquel sitio en el que te encuentras como en casa.”

 

El Club de Lectura de Moraleja lleva ya muchos años funcionando con éxito, que no es fácil, en nuestro pueblo. Hoy charlamos con Brull Calbet que fue la persona que tuvo la maravillosa idea de crearlo y conseguir, que no es fácil, que todos estemos deseando que llegue el día de vernos ¿cuál será su secreto?

 

¿Cómo se te ocurrió crear el Club?

La idea de formar un Club de Lectura en Moraleja llevaba dando vueltas por mi cabeza desde hace algún tiempo, tras varios años realizando una labor de fomento de la lectura en el IES Jálama junto con otros compañeros del centro.

Me apetecía mucho intentar hacer algo más allá del instituto, lanzar algo para la gente del pueblo a la que le gusta leer. Los aficionados a la lectura siempre nos hemos sentido un poco “frikis” ante este mundo gobernado por la televisión (Sálvame y fútbol a todas horas) y la “móvildependencia”.

Quería conocer a esos lectores escondidos por Moraleja (y alrededores), compartir con ellos mis autores y mis libros favoritos, que ellos me contaran cuáles son sus lecturas favoritas, en fin, hablar de libros con gente a la que esto le apasione tanto como a mí.

 

¿Cómo conseguiste que la idea saliera adelante?

Hubo varios momentos importantes para que esto tirara para delante.

La primera persona a la que se lo comenté fue Silvia, mi mujer, a quien le pareció una buena idea y me animó mucho para que intentara ponerla en marcha.

Recuerdo también haberlo hablado con Olivia (Librería Neruda), y su entusiasmo con la idea me terminó de convencer.

Finalmente, se lo planteé a Balbi, buena amiga mía y entonces concejala de cultura, y en un par de conversaciones rápidamente nos pusimos de acuerdo en cómo se podía organizar y la colaboración que podía ofrecer el Ayuntamiento de Moraleja.

Me gustaría nombrar también como parte fundamental del proyecto a las chicas de la Biblioteca de Moraleja, Begoña y Mari Jose, a José Andrés, que fue un cómplice fundamental en las primeras reuniones y a Manolo, ya que el Rincón de Manolo ha sido puntualmente sede del Club.

 

¿Desde cuándo está funcionando? ¿Cuántos miembros comenzaron y cuántos hay ahora?

La primera reunión del Club de Lectura de Moraleja fue en diciembre de 2011. Estuvimos 10 personas. Fue una reunión de tanteo, en la que le planteé al grupo de asistentes mi idea de cómo pensaba que podría funcionar el Club y estuvimos debatiendo la forma de elegir las lecturas, la periodicidad de las reuniones, etc. Fue una reunión muy especial, porque todos los que estábamos allí teníamos una gran ilusión. Me sorprendió mucho encontrarme allí con algunas personas a las que yo conocía desde hacía mucho tiempo y nunca los hubiera catalogado como lectores habituales (al igual que supongo que hubo gente a la que le sorprendió que yo, un profesor de matemáticas, me lanzara con un proyecto como este).

En los cuatro años que llevamos funcionando habrán pasado por las reuniones unas 50 personas. La mayoría sigue viniendo habitualmente, pero también los hay que, por unos u otros motivos, dejan de venir.

Yo diría que hay alrededor de 30 miembros más o menos fijos del Club, gente que asiste con regularidad a las reuniones. Teniendo en cuenta que no siempre vienen todos, la asistencia habitual a las reuniones es de unas 20 personas.

 

¿De qué edades son sus miembros?

Pues hay de todo. Realmente con exactitud no sé la edad de ninguno de los componentes del Club, únicamente necesito los nombres y apellidos para elaborar un carnet de miembro del Club de Lectura. Pero la chica más joven que viene a las reuniones debe tener 15 o 16 años y hay algunas mujeres que probablemente habrán superado los 60 años (aunque no los aparentan en absoluto, leer mucho te hace mantenerte joven y aparentar menos edad de la que tienes…). Hay de todo y eso es bonito, sin duda.

 

¿Cuál es la dinámica de funcionamiento del Club? ¿Cómo se eligen las lecturas? ¿Se suelen poner de acuerdo con las opiniones o críticas?

Básicamente, la idea es hacer una reunión al mes en la que comentamos un libro que previamente nos hemos leído todos (y ni siquiera es obligatorio haber leído el libro, puede que no te haya dado tiempo o no te haya gustado y no lo hayas querido terminar, pero te apetece venir a la reunión para comentarlo o para escuchar las opiniones del resto). Tan simple como eso. No hay ninguna obligación (puedes ir o dejar de ir cuando quieras, no tienes que apuntarte en ningún sitio…).

Las lecturas se eligen más o menos por consenso entre todos. Cuando la tertulia sobre el libro del día ha terminado, cada uno propone uno o varios posibles libros (tenemos un listado que recoge todas esas propuestas que se han ido haciendo) y cuando uno de los libros propuestos parece que tiene la aceptación de varios de los asistentes, se elige para leerlo. Todo el mundo puede proponer lecturas, todo el mundo opina para elegir, todas las opiniones valen lo mismo.

¿Si nos ponemos de acuerdo en las opiniones? Pues normalmente no. Salvo algunos (pocos) libros en los que ha habido prácticamente unanimidad porque nos han gustado a todos, en el resto la diversidad de opiniones ha sido lo habitual. Y esas opiniones distintas hacen muy interesante la tertulia, porque descubres que hay muchos matices de los libros de los que no te habías dado cuenta. A veces, incluso, tras la reunión relees el libro, y te parece un libro totalmente distinto al que habías leído la primera vez.

 

¿Qué eventos se suelen realizar a través del Club?

Como ya he comentado antes, la actividad principal del Club es la reunión mensual para hablar del libro que corresponda.

No obstante, a lo largo de los años hemos ido realizando otras actividades: cada año elaboramos un librillo (que hace ilusión, porque en él hay un trocito de cada uno de nosotros) con las reseñas que los miembros del Club realizamos de los libros que vamos leyendo; llevamos tres años organizando una Velada Poética, enmarcada dentro de las actividades de la semana del libro de Moraleja (y los poemas leídos se recogen en otro librillo); este pasado octubre de 2015 participamos en una de las galas del “mes rosa” con una lectura de poesía; hemos incluido en algunas de las reuniones lecturas de poesía; elaboramos a lo largo del año 2013 un “relato compartido”; hemos escrito (y compartido con nuestros compañeros) algunos microrrelatos; uno de los años hicimos una interesante incursión en el mundo gastronómico como colofón a las reuniones…

Y acabamos de constituir la Asociación Cultural Club de Lectura de Moraleja, así que espero que incluso pueda aumentar nuestra actividad.

 

¿Algún nuevo proyecto que puedas comentar para el futuro?

Pues hay dos cuestiones que han surgido en las últimas reuniones y que es posible que a lo largo de este año 2016 empiecen a funcionar: hacer un Club de Lectura Infantil/Juvenil y ampliar el número de reuniones para realizar el visionado de películas (hemos visto algunas películas basadas en libros que hemos leído, pero lo que se plantea es ir más allá e independizar ambas cuestiones).

 

¿Dónde se suelen realizar las reuniones?

Casi todas las reuniones se realizan en la Biblioteca de Moraleja. Hay alguna excepción. En verano (junio o julio) hacemos una reunión en el parque fluvial Feliciano Vegas. Y el pasado año la reunión de abril, coincidiendo con la semana del libro, la realizamos en la Librería Neruda. Esperamos repetir y estamos ya pensando dónde podemos tener alguna otra reunión apropiada a la fecha del año en la que se realice.

 

MORALEJA BIBLIOTECA PLANTA

 

¿Cuál es el secreto que tienes para conseguir que la gente sea tan fiel?

Realmente el secreto principal es la gente que hay en el Club. Hemos creado un grupo de amigos que estamos deseando que llegue el día de la reunión para vernos, saludarnos, y con la excusa de un libro estar durante una hora charlando no sólo del libro, ya que en las reuniones se termina hablando de cualquier cosa.

Personalmente estoy convencido de que un detalle muy importante es que las reuniones no hayan derivado en debates “para listos”, y con eso me refiero a que no hay entendidos en literatura que se enrollan buscando demostrar cuánto saben utilizando palabras raras para que no se les entienda lo que dicen. Somos un grupo de personas a las que nos gusta leer, elegimos un libro, lo leemos y nos reunimos para comentar qué nos ha parecido. Cualquiera puede entender lo que decimos.

Es importante también que normalmente todos los asistentes a las reuniones intervienen, dan su opinión (obviamente, si quieren). Todas las opiniones son igual de válidas e igual de interesantes. Y todos nos sentimos importantes y sentimos que se valora nuestra intervención.

Pero sobre todo yo creo que lo que ocurre es que nos lo pasamos bien. Nos hemos hecho amigos. Nos vemos por la calle y nos saludamos con cariño, cuando hace cinco años apenas nos conocíamos de vista. Con eso me quedo.

 

MOLALEJA BIBLIOTECA ESPALDAS MORALEJA BIBLIOTECA LEER MORALEJA BILIOTECA LIBROSMORALEJA BIBLIOTECA LEONOR LEYENDO MORALEJA BIBLIOTECA VENTANA REFLEJOSMORALEJA BIBLIOTECA LEYENDO

 

Alguna vez ya te lo he dicho Brull, pero hoy públicamente te doy las gracias por todo el esfuerzo que haces, y por conseguir que todos estemos deseando que llegue el día de volver a vernos en nuestro Sendero de Unión compartido.

Éste es uno de los poemas que se recitó en la última Velada Poética.

 

Pequeños retazos

He aprendido mucho con vosotros

amigos tertulianos

batallas inimaginables

luchas desesperadas

a veces

libros magistrales

otras veces

vosotros protagonistas indiscutibles

de estas alegrías geniales.

He aprendido

a moverme como pez en el agua

a veces dulces y otras saladas

he pasado frío, he modificado

mi vida

bueno, parte de ella

con alegría

la lucha entre el centeno

me llevó sus alegrías

también sus tristezas

la lluvia a veces es amarilla

la voz parece dormida

¿qué pensará el amante?

Así comienza esta historia

retazos, pequeños retazos

érase una vez en Alejandría.

De todos vosotros me llevo un trocito

hoy 5 añitos

mi hijito pequeñito

un Tokio blues,

buen momento de recuerdo

sabor a chocolate,

zapateo y baile,

un ensayo sobre la ceguera

no hay tiempo de espera.

Retazos, pequeños retazos.

Manuel Méndez

 

 

 

Guardar

Guardar

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.