Gata, paraísos ocultos. Jardín Botánico.

“Las hojas secas crujen bajo nuestros pies,

la memoria se adormece con el recuerdo de tiempos pasados

que nunca hemos vivido,

y mientras miramos la inmensidad de la vegetación  … y la belleza,

dejamos que un rayo de sol que se cuela entre las ramas

nos haga cerrar los ojos”

gata jardín copas árbolesgata jardín leonor BNgata jardín arboles gata jardín bambus colgantes gata jardin patricia bambusgata jardín bambus hojitas gata jardín patricia mirada hacia abajogata jardín hojas verdesgata jardín BN gata jardín cuento gata jardín trípicogata jardín resplandor puertagata jardín leonorgata jardín escaleras gata jardin hojas flotando gata jardín abrazo arbolgata jardín palmeras gata jardín patricia dormida gata jardín hojas BN

gata jardín abetogata jardín troncosgata jardín patricia hojas marrones gata jardín puerta cerrada gata jardín semillas

gata jardín silueta ramas

La llave gira la cerradura de la puerta metálica, abrimos los ojos expectantes ante lo desconocido, nuestra curiosidad vibra, se siente y nos miramos nerviosas.

Miles de preguntas nos asaltan ¿quién hizo esto? ¿quién sentía esta pasión por las plantas, por la belleza? ¿para que paseara quién por estos caminos rodeados de palma, de cedro, de bambú, de pinos, de yuca, de boj, de papayo? ¿cómo eran los países que vieron tus ojos? ¿esperaban tus regalos en forma de semillas que veían crecer mientras emprendías otro viaje infinito?.

No se si algún día alguien responderá todas las preguntas que nos hicimos esa mañana, pero por momentos nos dejamos llevar, y nuestros pasos se volvieron lentos disfrutando del sonido de la hojas rompiéndose con nuestro caminar, y nuestros cuellos se estiraron para inclinar nuestras cabezas al compas de una música antigua que sonaba en el ambiente, y hubo un momento en que sentí que me agarrabas por la cintura y me soplabas en mi nuca.


The key turns the lock on the metal door, opened the expectant eyes of the unknown, our curiosity vibrates, feels and we looked nervous.

Thousands of questions assail us who did this? Who was this passion for plants, for the beauty? Who strolled why would these roads surrounded by palm, cedar, bamboo, pine, cassava, boxwood, papaya? How were the countries which thine eyes? Did you expect your gifts in the form of seeds they saw grow while you were starting another endless journey ?.

Not if one day someone will answer all the questions that we did this morning, but at times we get carried away, and our steps became slower enjoying the sound of breaking leaves our walk, and stretched our necks to bow our heads to beat of an old music playing in the room, and there was a time when I felt that you grabbed me by the waist and blow on my neck.

Guardar

Guardar

Guardar

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.