Miro cada uno de estos rostros, no con nostalgia, sino con ilusión de seguir compartiendo momentos que permanecen vivos en el presente. Todos sonríen al verme...