Cilleros. Paraísos ocultos. Belén Hidalgo.

Belén me invita a caminar por el sendero que le lleva cada día al lugar donde se recarga de energía y llena sus ojos y su mente de los colores de la Sierra de Santa Olalla.

Cruzamos el puente y las hojas caídas chasquean bajo nuestros pies, confesiones, sonrisas y miradas nos encuentran mientras el viento comienza a mover su cuerpo en movimientos de vida.

Gracias por pasar una mañana juntas y mostrarnos el brillo de tus ojos cuando hablas de tu pasión y del reencuentro con tus raíces en esta sierra.

cilleros paraisos belen entre hojascilleros paraisos belen olivocilleros paraisos belen caminocilleros paraisos belen piedarascilleros paraisos belen viñascilleros paraisos bncilleros paraisos patos bncilleros paraisos barandilla cilleros paraisos beleb en barandilla cilleros paraisos doble exposicióncilleros paraisos belen hojascilleros paraisos belen arbolcilleros paraisos belen con leonor risas cilleros paraisos belen estanque arboles cilleros paraisos mirando al estanquecilleros paraisos belen carretera

¿Cómo descubriste Sierra de Gata y por qué eliges Cilleros como tu lugar para vivir?

Sierra de Gata la sigo descubriendo día a día. Cada rincón de la Sierra es un paraíso que una vez que lo descubres te invita a volver.

Nací en Cilleros hace casi cincuenta y nueve años. Como muchas familias extremeñas, en enero del 1962, me montaron por la ventanilla de un tren en Ciudad Rodrigo. Mi vida ha trascurrido en Irún. De niña, en verano venía a pasar las vacaciones con mi abuela Emiliana. Y posteriormente a casa de mis padres (Valentín y Cándida) con mis hijos.

En mayo de 2004 operan a mi padre (ya vivían en Cilleros) y tras ese viaje me planteo volver a Cilleros para estar cerca de mis padres, para cuando lo pudieran necesitar , llevar una vida más tranquila y disponer de más tiempo para practicar esas cosas que me gustan (andar, leer, Chikung, Reiki,…).
Pedí en el concurso de traslados y me dieron plaza en el “Virgen De la Vega” en Moraleja. Fue sencillo. Sólo tuve que esperar un año.
Y desde agosto del 2005 vivo en uno de los muchos paraísos que hay en la Sierra de Gata, Paraje El Rachón en Cilleros.
¿Cuál es tu lugar favorito de Cilleros? Y de la Sierra?Mi lugar favorito es la Dehesa.
De la Sierra me lo pones difícil: Jálama, Valle de los Ancestros, Los Abueletes, las piscinas de Acebo…

¿Dónde sueles ir a caminar habitualmente y que espacio o calle hay en el pueblo que más te gusta?

Mi paseo favorito es ir de mi casa a la Dehesa por el camino que va a la Virgen.
Me gusta la calle Puerta Chica, allí nací, allí jugué con mis primos y primas. La mayoría de mis recuerdos están ligados a esta calle:
canchales, el agua corriendo por el centro de la calle, en las noches de verano los vecinos sentados en la calle…

¿Qué es para mi “Círculos de la Alegría”?

UN SUEÑO HECHO REALIDAD. Un lugar dónde poder compartir con los demás REIKI y CHIKUNG.

¿Qué actividades se realizan? Va también otra gente a impartir clases contigo?

La base de este centro son Reiki, Chikung y Meditación. Y por supuesto está abierto a otros terapeutas y disciplinas.

Actualmente hay Bailes Latinos, Flamenco, Par Biomagnético. Y se van realizando talleres puntualmente: biodanza, relajación coreana, danza alquímica sagrada… En enero empezaremos con introducción al Taichi.

¿Continuamente sigues formándote?

¡Por supuesto! Como decía mi abuelo y me ha repetido millones de veces mi madre “El saber no ocupa lugar”.

Por ejemplo en verano estuve en Barcelona con Victor Fernández, presidente de la Federación Europea de Reiki, haciendo un curso de Protección Energética. Y al Escorial voy con cierta frecuencia a realizar seminarios de Chikung.

Estamos aquí para disfrutar de la vida. Disfruto practicando y compartiendo lo que a mí me ha ayudado y me ayuda a vivir en PLENITUD.

Hemos hablado de la Sierra como lugar, como paraíso en el que cada piedra está llena de vida. Quiero mencionar que la SIERRA está llena de personas maravillosas que también voy descubriendo y tratando. Para tí y para todas ellas un abrazo muy fuerte y largo.

Belen ha escrito este poema para nosotros, sorprendiéndonos a cada paso que da:

MANANTIAL

Manantial de aguas cristalinas

que rebosante estás,

de canto a canto vas rodando

hasta riachuelo formar.

Muchos son los caminos

por los que has de pasar:

A veces lecho antiguo

querrás volver a tomar,

a veces en embalse

te querrán transformar.

Ahora bien, de tu objetivo final

no te has de olvidar,

desembocar en el mar

para convertirte en ola saltarina

a la orilla del mar

y acariciar muy suavemente

a quien en ti se venga a bañar.

Si quieres ponerte en contacto con ella a través del Círculos de la Alegría.

Si quieres contactar con ella a través de su Facebook privado Belen Hidalgo.

La última foto es un regalo para ti, porque comentaste que era un placer ir cada mañana a trabajar y encontrarte con la belleza de los colores y las formas de ese camino.

Gracias Belen.

Guardar

Guardar

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.